lunes, 12 de enero de 2009

¡Una de sinsentido, por favor!

Ella es cada una de las complicadas sinfonías que el idiota de su hermano califica de aburridas. Esas que a ella la hacen sonreír.
Es esa pelea con el vecino que carece de sentido y sin embargo a ella le sirve para desahogarse.
Es todos esos colores sin color con los que viste. Su negro y su violeta. Su cámara sin estrenar.
Es horas y horas de conversaciones. Hojas y hojas de palabras
Ella es una tormenta a dos grados bajo cero, sin paraguas y sin miedo. Bailando entre truenos y relámpagos, empapada hasta las orejas.
Es una sonrisa fingida y un montón de llantos caducados. Es una historia vacía. Un diario en un cajón. Es su espejo manchado de carmín, esa mancha que no se quita y que tanto la divierte, porque se queda justo encima de su nariz cuando mira a su reflejo.
Es una vieja película en blanco y negro, una de esas en las que el amor nunca fallaba. Ella es todas aquellas noches de placer que se perdieron entre suspiros.
Una guitarra arañada y un tocadiscos cansado de tocar siempre la misma canción.
Es un millón de sueños caprichosos, de esos sin sentido que se te ocurren en una noche de insomnio.
Como un montón de cremalleras que no abren nada. O como todos esos calcetines sin pareja que consiguen desquiciar a cualquiera.

Ella podría ser muchas cosas, pero en realidad no es nada. Sólo un montón de palabras que nadie entiende y de las que no se quiere separar.

2 comentarios:

raquel dijo...

gracias!
yo te sigo también (L)

Leire Shower dijo...

Ella eres tú.
¿Verdad?
P.D.:Soy Leire aunque todavía no sé muy bien cómo va esto jajaja.